Propiedades y beneficios del Escaramujo

Propiedades y beneficios del Escaramujo

El escaramujo o rosal silvestre, es una planta de la que se han obtenido diferentes usos medicinales a lo largo de la historia, y que destaca por su alto valor como remedio astringente y vitamínico, sobre todo por su gran aporte de ácido ascórbico (vitamina C).

Principales beneficios del escaramujo

El escaramujo es el fruto carnoso del rosal silvestre, también conocido por otros nombres popularmente como caramujo, escarambrojo, agavanzo, gavarrón, gabarda, gavanzo, garrabera, rosal garbancero, zarzaperruna o zarraculos. Los frutos del rosal silvestre son una de las principales fuentes de vitamina C que nos ofrece la naturaleza, comparable a otros frutos famosos por este concepto como el acerolo, el espino amarillo, el kiwi, o los cítricos. Junto a su gran aporte vitamínico, destacamos su potente poder astringente, antidiarreico, diurético, antiinflamatorio y venotónico.

Los principales beneficios del escaramujo o rosal silvestre para la salud son los que detallamos a continuación:

  • Por su rico aporte en vitamina C, el escaramujo ayuda en la prevención de infecciones respiratorias y digestivas. En infusión o en zumo supone un buen remedio para aliviar resfriados y procesos gripales.
  • Tomar escaramujo está indicado en caso de debilidad, fatiga física, astenia primaveral y convalecencia, como un refuerzo extra al organismo.
  • Gracias a su alta concentración en taninos es un fuerte astringente en casos de diarrea y cólicos.
  • El fruto del rosal silvestre actúa como un poderoso tónico venoso, muy indicado para tratar la fragilidad capilar y los problemas de debilidad venosa en caso de varices, flebitis y hemorroides.
  • Posee propiedades diuréticas, muy útil para combatir o prevenir los edemas y la retención de líquidos.
  • También está indicado para el tratamiento de la hipertensión arterial y para disminuir los niveles de ácido úrico en sangre.
  • Ayuda a prevenir las infecciones del tracto urinario, como cistitis, uretritis y prostatitis.

Cómo tomar la infusión de escaramujo

Para preparar una infusión de escaramujo, podemos hacerla de la siguiente manera; ponemos en un cazo 1 litro de agua a hervir, y cuando ya esté hirviendo, añadimos 2 cucharadas grandes de escaramujo seco, y a continuación tapamos el cazo y apagamos el fuego y dejamos reposar la infusión 20 minutos. Después lo colamos en una jarra y podemos tomar un vaso después de las principales comidas: desayuno, comida y cena.

Podéis conseguir escaramujo para hacer infusiones en el siguiente enlace:

Comprar escaramujo

Os animamos a probar las múltiples propiedades beneficiosas del escaramujo.

¡Un saludo desde Carmen Sabor y Salud!

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Página web: (Url con http://)
* Comentario:
Escribir Texto